Empatía

64

Una persona a quien estimo y considero un mentor, hace días me recordó una frase importante, pero además le agregó algo valioso, como es su estilo. 

Me dijo: “Hay que ponerse en los zapatos de las mayorías, o en las chanclas, o descalzo…”

Y es que, a todos, nos hace falta empatía, todos tenemos problemas pero basta voltear un poco a ver los que tiene el de enfrente, para darnos cuenta que tal vez alguno de los  nuestros es ridículo. 

A veces hablamos de solidaridad, pero ésta no puede existir si no hay empatía.

En el diccionario de la Real Academia Española, “empatía” se resume a esto: capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

Se escucha y lee tan simple pero en la vida real resulta tan complejo de encontrar… 

En uno de mis libros preferidos, “Nelson Mandela – Conversaciones conmigo mismo”, el entonces Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el prólogo, señaló que: “Todos tenemos días en los que el cambio puede parecernos difícil, días en los que nuestros adversarios y nuestras propias imperfecciones pueden tentarnos a tomar un camino más sencillo que eluda nuestras responsabilidades para con los demás. Mandela también tuvo esos días…” 

Cierra Obama diciendo en ese prólogo, que a pesar de sus propias adversidades e incluso cuando ya se había ganado el descanso, Mandela siguió buscando siempre inspirar al prójimo al servicio.En fin, siempre es buen momento para la reflexión y así lo consideré oportuno este último domingo de la primera mitad del año. Hay que ser más empáticos los siguientes seis meses. Viene una época difícil para todos, especialmente para los más desfavor