El Nápoles de Gattuso mantiene la buena racha también en Liga.

32

El Nápolestras haber levantado la Copa italianasiguió en racha batiendo a domicilio al Verona y mantuvo vivas las esperanzas de volver a pelear por los puestos de ChampionsGattuso salió de inicio renunciando a Mario Rui, Fabián, Callejón(cuyo contrato caduca el 30 de junio y todavía no hay acuerdo para renovar) y Mertens, pero su once siguió mostrando muy buena organización ante un rival complicado, que en su estadio batió también a la Juve y que solo tenía un punto menos en la clasificación.

Los azzurri le concedieron un par de ocasiones al aguerrido conjunto de Juric (la mejor fue para Verre, que desvió fuera con el pecho un disparo de Zaccagni ante la puerta vacía), pero se hicieron desde el principio con el control del juegoZielinskirozó el 0-1 con un disparo desde fuera del área, aunque el abrelatas fue Milik con un testarazo tras un córner de Politano.

El polaco sumó su diana número 13 en 25 partidos y es otro que no encuentra un acuerdo con el club para renovar el contrato que, en su caso, caduca en 2021. Allan desperdició el tanto de la sentencia en el 46′, y así los locales con el paso del tiempo lograron hacer sufrir a los partenopei. Faraoni consiguió el empate con un testarazo, pero Zaccagni, antes de centrar, golpeó el balón con el brazo y el colegiado Pasqua, tras haber consultado las imágenes del VAR, decidió anular el golGattuso le dio espacio, en los últimos 10 minutos, a Ghoulam y Lozano, que no jugaban desde octubre y febrero. Fueron los hombres del 0-2: el argelino lanzó un córner y el mexicano, que el técnico hace una semana echó de un entrenamiento por falta de intensidad, firmó con un cabezazo su cuarta diana italiana. El trabajo de ‘Ringhio’ continúa dando buenos frutos.

El Parma sigue soñando, el Torino despierta

Después de seis derrotas consecutivas y un empate, el Torino de Longo consiguió su primer triunfo ante el Udinese. Lo hizo por la mínima, gracias a un tanto de Andrea Belotti y a los paradones de Salvatore Sirigu, decisivo con un par de intervenciones. Con el triunfo, los granata se alejan de la zona de descenso (ahora a seis puntos) y complican la situación de los friulani, que tienen el infierno a tres puntos y, además, perdieron por lesión a Mandragora, que dejó el campo llorando debido a una lesión en la rodilla que no promete nada bueno.

El Parma, en cambio, confirma estar viviendo una temporada especial destrozando 4-1 a domicilio al Genoa. Lo hizo con un hat-trick del punta danés Cornelius, que también había marcado tres goles ante los rossoblú en el partido de ida. El futuro juventino Kulusevski completó el póker (y se convirtió en el goleador más nocturno de la Serie A, el primero en marcar un tanto después de las 23:30…), mientras que el gol del honor para el Genoa fue de Iago Falque. Si los ducali siguen soñando con la Europa League (marchan séptimos, con los mismos puntos que el Milán), el ‘Grifone’ tiembla: comparte la antepenúltima plaza con el Lecce.