Recibe exposición “Leopoldo Llores. Hombre universal” cerca de 30 mil visitantes.

27

•Disfruta público de obra plástica nunca antes vista del pintor mexiquense, además de charlas, música, danza, teatro, talleres infantiles y familiares.

•Cierra con broche de oro con charlas con el museógrafo Rodolfo Rivera y con la hija de Leopoldo Flores, Deeni Flores.

Toluca, Estado de México, 6 de octubre de 2019. Tras siete meses de exhibición, cierra su ciclo la exposición “Leopoldo Flores. Hombre Universal”, la cual recibió cerca de 30 mil personas durante su exhibición abierta al público en el Museo de Bellas Artes, en Toluca, quienes pudieron conocer obras inéditas del pintor mexiquense.

En el marco de esta exposición se llevaron a cabo más de 20 actividades alternas que incluyeron charlas, danza, teatro, conciertos, talleres infantiles y familiares, en los que se celebró el talento de quien propusiera hacer de Toluca una Ciudad-Museo, es decir, un espacio en el que pudiera admirar el arte al transitar.

Este hecho quedó realizado en algunas obras como El Cosmovitral, ubicado en el Jardín Botánico, en el centro de la capital mexiquense, y Aratmósfera, que se encuentra en Ciudad Universitaria, además, su constante trabajo lo llevó, aún hoy en día, a ser reconocido en todo el mundo.

Para cerrar esta muestra se ofrecieron dos importantes charlas; la primera a cargo de maestro Rodolfo Rivera, reconocido museógrafo, y la segunda a cargo de la hija de Leopoldo Flores, Deeni Flores. Ambos compartiendo su admiración, respeto y cariño por el artista oriundo de Tenancingo.

“A los 15 años de edad tuve la fortuna de tropezar con un sitio que salvaguarda las artes del país: un museo”, recordó Rodolfo Rivera, quien inició con su trabajo en 1955 y ha hecho más de 40 museos e infinidad de exposiciones, labores por las cuales se siente un hombre agradecido.

En el transcurso de tres horas, Rivera narró que el mexiquense Leopoldo Flores realizó obras exprofeso para la exposición “2000 DC” y que fue invitado por el pintor mexiquense a verlas antes que nadie.

Cuando el pintor le preguntó qué le había parecido, el museógrafo (luego de cinco minutos) respondió: “Con tres de esas obras tendrás un sitio entre los creadores del siglo”. Así fue cómo surgió la Serie “Los Cristos”.

Agradeció a la Secretaría de Cultura por realizar la exposición “Leopoldo Flores. Hombre Universal”, ya que las obras de trascendencia universal deben ser exhibidas para “mostrar la creatividad de este genio al mundo”.

Por su parte, Deeni Flores Mondragón, hija del artista plástico, participó con la charla “Leopoldo Flores Íntimo”, comenzó diciendo que “hablar de Leopoldo Flores, no sólo es invocar el recuerdo de un personaje pues, si observamos cuidadosamente nuestro entorno caemos en cuenta que todo el tiempo dialogamos con él, nos acompaña, vive la alegría y el goce estético”.

Reseñó la vida y obra y de su padre, desde que era pequeño hasta que se convirtió en un ícono de la plástica de nuestros tiempos.

“Leopoldo Flores es presente en todos los tiempos. Fue, es y seguirá siendo nuestra compañía, nos ha dejado un legado y un acervo cultural para el deleite de los que estamos y los que llegarán a estar en nuestro lugar.

“Sin duda, ha sido uno de los artistas mexicanos más emblemáticos de la nación, reconocido a nivel internacional con premios, galardones y títulos que llenan de orgullo a nuestro país. Leopoldo también fue un gran amigo, hijo, hermano, maestro y padre”, expresó.

Entre aplausos y emociones, el público agradeció a los ponentes y, a la Directora del Museo de Bellas Artes, Lourdes Malagón Abín, por el trabajo realizado para disfrutar de esta exposición con actividades que reúnen a la familia en torno al arte.