La vacuna y “el asalto final”

377

-Serán claves la planeación y la logística
-De diciembre 2020 a marzo de 2022
-Alianza Federalista pide explicaciones
DESDE luego que la inmunización en doble dosis de más de 100 millones de mexicanos en contra del coronavirus representa un verdadero reto para el personal sanitario azteca. La planeación y la logística jugarán un papel preponderante a partir de la tercera semana de diciembre del año en curso para concluir, tentativamente, en marzo de 2022.
Independientemente de que si la medalla al mérito se la lleva el subsecretario de Salud HUGO LÓPEZ-GATELL o el canciller MARCELO EBRARD CASAUBÓN, o bien dividen honores para reforzar sus proyectos presidenciales, lo cierto es que la campaña de inoculación crea expectativa, pero a la vez incertidumbre.
Sin dejar de reconocer que el trabajo científico supera con creces a la amplia e importante labor operativa que se requiere para el “asalto final” contra la pandemia, sin duda, habrá de exigir su resto a los 745 mil integrantes del personal de salud, entre especialistas, médicos y enfermeros.
El gobierno Federal a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores acordó la compra de vacunas anti-Covid para aplicarlas en par de dosis a alrededor de 90 millones de mexicanos a los laboratorios Pfizer, AstraZeneca y CanSino Biologics. Por medio del mecanismo internacional COVAX se adquirieron las suficientes para inmunizar a 25 millones de ciudadanos.
Para bien o para mal, la realidad es que la política no permanece el margen en el reto que significa la vacunación en nuestro país. La Alianza Federalista integrada por 10 gobernadores ha exigido al Zar Anti Covid HUGO LÓPEZ-GATELL que informe detalladamente lo relativo a la compra, distribución y aplicación de la vacuna contra la enfermedad del siglo XXI.
Al respecto, vale la pena precisar que la Secretaría de Hacienda ya dio a conocer lo que tiene que ver con pesos y centavos; la Secretaría de Salud y la Secretaría de la Defensa Nacional se harán cargo de la inmunización; y el gobierno Federal informó sobre el calendario para la inoculación que inicia la tercera semana de diciembre de 2020 y finaliza en marzo de 2022.
El personal militar y de servicios de salud serán vacunados contra el coronavirus entre la tercera semana de diciembre y febrero del año próximo. Esta fase inicial contempla aplicar 234 vacunas por minuto durante 89 días naturales.
Las personas mayores de 60 años recibirán la vacuna entre febrero y abril, tomando en cuenta que en todos los casos se aplica una segunda inmunización después de 21 días de aplicada la primera. En esta etapa se estima aplicar 30 millones de vacunas en 15 millones de ciudadanos
El calendario de vacunación indica que entre los meses de abril y mayo tocará a las personas con edades entre 50 y 59 años recibir el fármaco anti-coronavirus. De acuerdo a la estadística del Consejo Nacional de Población (CONAPO) 13 millones de personas serán inoculadas a razón de 297 dosis por minuto.
Los mexicanos cuyas edades fluctúen entre los 40 y 49 años de edad serán vacunados entre los meses de mayo y junio. El resto, de 39 años o menores que representa el mayor porcentaje de población están programados para vacunarse entre junio de 2021 y marzo de 2022.
De acuerdo a la Secretaría de Salud Federal el plan consiste en inmunizar por lo menos al 75% de la población de 16 años de edad y mayores.
Como es evidente, el camino es largo y, por lo tanto, no es recomendable relajar las medidas sanitarias de seguridad hasta en tanto no se logre el objetivo principal que representa la mitigación del coronavirus.
DESDE EL BALCÓN:
I.-A pesar de que el estandarte del gobierno de la Cuarta Transformación es “no corrupción” y “primero los pobres”, la realidad es que, al menos en H. Matamoros, Tamaulipas, funcionarios menores vienen haciendo millonarios negocios con los programas sociales que despliega el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.
Todo hace indicar un fuerte contubernio entre el contralor de la Secretaría de la Función Pública, DANIEL ALBERTO LEJARAZO; el director nacional de Subsidios, JAVIER GRANADOS; el funcionario de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) MARIO GÁMEZ; y los propietarios de la empresa constructora Hábitat.
Más de 8 millones de pesos tuvieron un destino “incierto” y no se ejercieron en las poco más de mil 200 viviendas que el presidente LOPEZ OBRADOR “entregó” durante su reciente visita a Matamoros. El Jefe del Ejecutivo Federal fue engañado e incumplió con el compromiso de apoyo a la vivienda a familias marginadas.
Mañosamente los funcionarios entregaron el millonario recurso a la constructora misma que devolvió una mínima cantidad a los beneficiados, luego de haberlos convencido para que ellos terminaran la construcción.
Lo que los malos funcionarios de la 4T pasan por alto es que el Presidente de México prometió entregar casas-habitación y no dinero. Aunque, claro, fue el camino ideal para apropiarse de recursos federales al amparo de la Secretaría de la Función Pública.
Al respecto ¿qué dirán el representante de la 4T en la entidad JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL y la delegada de programas federales en este puerto fronterizo, SILVIA BURGOS?
Lo dicho: el hecho de que el presidente LÓPEZ OBRADOR sea un mandatario honesto e incorruptible no necesariamente significa que sus subordinados atiendan al pie de la letra eso que dice “no robar, no mentir, no traicionar”
Ni hablar.
Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx