La primera reelección

381

-La marca AMLO-Morena hace historia en H. Matamoros

-Alcalde inicia hoy un nuevo trienio sin cambio de colores

-En “carrera parejera” compiten Américo Villarreal y Rodolfo González

COMO consecuencia de la “ola guinda” que en 2018 cambió el rumbo político del país con la segunda alternancia partidista, en Tamaulipas, concretamente en H. Matamoros, ocurre la primera reelección de presidente municipal.

En efecto, en esta ocasión la marca política del momento AMLO-Morena y la labor desempeñada durante el trienio que concluyó ayer se conjugaron para dar paso a la primera relección en la esquina noreste tamaulipeca.

Hace tres años, el entonces alcalde priísta JESÚS DE LA GARZA DÍAZ DEL GUANTE intentó repetir en el cargo, pero sucumbió en su intento ante el arrollador triunfo del primer Jefe de Comuna repetidor, MARIO ALBERTO LÓPEZ HERNÁNDEZ.

Por obvias razones, tres años después, LÓPEZ HERNÁNDEZ mostró mayor seguridad y dominio del escenario durante la toma de protesta para presidir, por reelección, el ayuntamiento en la tierra de Rigo Tovar.

Del mismo modo, por lógica simple, por primera vez en la tercera alternancia política en este puerto fronterizo (PARM-PAN-MORENA) los colores oficiales no cambiarán y, por ende, tampoco se pintará de guinda la ciudad ni se olvidarán ni retirarán obras anteriores, como suele suceder en los cambios de gobierno con colores distintos.

Sin embargo, ello no quiere decir que en Tamaulipas la marca AMLO-Morena no origine diferencias políticas como consecuencia de la disputa por el poder. La decena de aspirantes a la candidatura morenista al relevo del gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA es una evidencia más que clara.

Al acto de toma de protesta del reelecto alcalde matamorense no asistió el senador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, quien todavía hace un mes encabezaba la lista de “suspirantes” a la gubernatura cueruda. La efervescencia del caldero político en la esquina noreste de la república mexicana ha generado el enfriamiento de relaciones entre el legislador en la Cámara Alta del Congreso de la Unión y el alcalde MARIO ALBERTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, quien también mantiene la legítima aspiración de gobernar a los tamaulipecos.

Como Plan B, el munícipe se sumaría al proyecto político del ex director de Radio, Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación y ahora delegado de programas federales en Tamaulipas, RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA.

Y es que, si las cosas se dan como se ven, el “gran elector” ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR se inclinaría por GONZÁLEZ VALDERRAMA, dada su relación personal e institucional de muchos años atrás. Algo muy parecido a la preferencia electoral a su propia sucesión de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, CLAUDIA SHEIBAUM.

Ahora que, el nuevo cargo del tampiqueño que sustituyó al reynonsense JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, genera un par de lecturas: una, que el enroque significa bajarlo de la contienda electoral en Tamaulipas y, la segunda; que se trata de “placear” al nuevo representante de AMLO en la entidad con miras a la competencia electoral que convocará a las urnas el primer domingo de junio del año próximo.

No obstante, el trabajo electoral en Sinaloa y el pre destape por parte del dirigente nacional de Morena, MARIO DELGADO CARRILLO, desde entonces colocaron al médico cardiólogo de profesión a la cabeza del hándicap morenista al relevo del mandatario GARCÍA CABEZA DE VACA.

Actualmente, en el escenario político tamaulipeco, la marca AMLO-Morena habrá de decidir entre AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y RODOLFO GONZÁLEZ VALDERRAMA quién será el portador de la estafeta guinda. La panista ahora morenista MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, de acuerdo a una corriente de opinión, sería la carta a jugar en caso necesario para cumplir con el mandato de equidad de género.

Al margen de la decisión partidista, donde la duda no existe es que el próximo gobernador de Tamaulipas será de extracción morenista, motivo por el cual la decena de aspirantes a la candidatura hacen hasta lo imposible por llamar la atención del “gran elector”, sabedores de que el elegido será el próximo mandatario estatal.

Asimismo, saben, bien que saben, que dentro de siete años las condiciones políticas podrían ya no ser las mismas y, por lo tanto, la seguridad del triunfo no sería al 100 por ciento como se observa hasta el momento.

DESDE EL BALCÓN:

I.-La mala nueva es que otro periodista especializado en temas policiacos fue asesinado a balazos en Cuernavaca, Morelos.

Como siempre, una entelequia autodenominada “gremio periodístico organizado en el país” emitió un comunicado-obituario en demanda de justicia y protección.

Ante la falta de un gobierno que garantice seguridad y respeto a las garantías constitucionales referentes a la libertad de prensa, expresión y el derecho a la información, la PRUDENCIA es la mejor herramienta para hacer frente a ese flagelo y no los tibios “comunicados”.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx