Por Alberto Guerra Salazar

149

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— La lluvia de patrañas anunciadas para el lunes 15 de marzo, se adelantó ayer con motivo de la presentación del informe anual de actividades, del presidente del poder judicial de Tamaulipas, Horacio Ortiz Renán.

El lunes leerá Cabeza de Vaca el texto de su V informe de actividades como titular del poder ejecutivo local, en una ceremonia que tendrá lugar en el edificio del Congreso local.

Será como una forma anticipada del Día de los Inocentes, pues el Gobernador hará una relación de las obras que se hicieron en Tamaulipas en los últimos 12 meses, sin que necesariamente hayan sido de su autoría.

Recordamos el caso de Manuel Cavazos Lerma, que hacía a los tamaulipecos la broma de incluir en sus informes anuales, el número de casas construidas por INFONAVIT. Era una tomadura de pelo pero sin intención aviesa, perversa o malvada.

Cavazos trataba de justificarse por esta travesura, diciendo que al fin y al cabo, eran casas para los tamaulipecos, pero las legiones de sus detractores reaccionaban y lo ponían en su lugar, con una explicación muy simple:

No se trata de la ceremonia del informe del INFONAVIT, sino del Gobernador. “Que diga lo que él hizo, no las acciones ajenas”, le exigían, pero nunca hizo caso, a nada.

Horacio Ortiz Renán fue Secretario del Ayuntamiento de Reynosa en el trienio 2005-2007, cuando Cabeza de Vaca fue presidente municipal, su jefe.

Ahora es presidente del Tribunal Superior de Justicia, pero sigue siendo subordinado de Cabeza como lo demuestran hechos incontrastables, como el tinglado armado en Nuevo Laredo con pretexto del asesinato del periodista Carlos Domínguez Rodríguez.

Tenemos en Tamaulipas muchos presos políticos a quienes empapelaron por instrucciones del Gobernador, para que pagaran con cárcel sus diferencias políticas.

Cabeza está acusado por la Fiscalía General de la República, de delitos de corrupción, y él denuncia que la federación hace uso faccioso de la justicia, para tratar de hacerle daño.

Justo porque en Tamaulipas se hace un uso faccioso de las leyes, tenemos presos políticos y persecución y hostigamiento contra los actores que Cabeza etiqueta como sus enemigos políticos.

Abogados de Altamira hicieron ayer una manifestación de protesta contra Ortiz Renán, por permitir que permanezcan cerrados los tribunales de justicia desde hace un año, con pretexto del coronavirus.

Mostraron los quejosos mantas con leyendas dirigidas a Cabeza de Vaca, exigiéndole la destitución de Ortiz Renán, porque saben que es su subalterno aunque las leyes digan que son pares, independientes, iguales.

El lunes 15 de marzo, el Gobernador cumplirá el mandato constitucional de rendir un informe anual de actividades, aunque el documento tendrá más recursos retóricos que obras ejecutadas.

Será una danza de cientos, miles de millones de pesos, aunque los ciudadanos mirarán a todos lados sin atinar a descubrir dónde se gastaron esas montañas de billetes, porque no hay obra pública tangible.

Cabeza usará como pretexto para justificar su fracaso como constructor, la pandemia del Covid-19 pero soslayará que se trata de un grave problema de orden público que es combatido por el gobierno federal.

Dirá que construyó hospitales para atender específicamente a pacientes de esa enfermedad, pero sin mencionar que el personal médico, enfermeras, asistentes y otros, están en nóminas federales.

Pero la parte dramática del V informe estará recargada en el mensaje político, donde el Gobernador panista soltará el llanto para declararse perseguido político, víctima de embates dictados desde el Palacio Nacional, “porque me tienen mucho miedo”.

De hecho, éste será el último informe de gobierno porque en 2022 se elegirá al nuevo mandatario y a nadie le importará escuchar unos meses antes, la sarta de patrañas que vociferará Cabeza en el Congreso local.

Eso, si logra sobrevivir, políticamente hablando, al juicio de desafuero y si conserva de aquí a entonces, la libertad de movimiento, es decir, si no termina encarcelado.

En otro tema que también es de vacilón, Maki Ortiz Domínguez y su retoño regresaron a Reynosa desde la Ciudad de México, con las alas rotas pues los jerarcas de MORENA les dieron con la puerta en las narices.

Maki pretendió conseguir que ese partido registrara a su hijo Carlos Peña Ortiz, como candidato a presidente municipal, pero el muchacho no aprobó el examen básico de conocimientos elementales.

Los detractores de la doctora aseguran que también los despedirán con cajas destempladas en el PAN, si acaso se atreven a pedirles su patrocinio en esa nueva aventura política.

No les perdonarán en el PAN que hayan tenido el atrevimiento de hacerlos a un lado para buscar el apoyo de MORENA, de tal manera que se quedarían sin ninguna de las dos tortas.

Cambiamos de rumbo para referir que no hay clases presenciales y sin embargo, maestros de Matamoros hicieron ayer una manifestación de protesta en el edificio victorense de la Secretaría de Educación de Tamaulipas.

Exigen la destitución de la Sub-secretaria de educación básica Magdalena Moreno Ortiz, la misma de aquel escándalo decembrino de posadas y copas, a quien acusan hasta de retraso en el pago de salarios.

Magdalena presume tener palancas muy poderosas que le han permitido seguir trabajando en esa dependencia pese a los escándalos que ha protagonizado.

Por el rumbo del Congreso, ocho diputados se separaron de sus curules para emprender la búsqueda de nuevos derroteros. Juana Sánchez Jiménez, del PAN, que cumplirá cinco años cobrando allí, buscará ser candidata a ¡regidora!

Muy digna la función edilicia, pero no oculta doña Juana su obstinación por seguir pegada a la ubre porque no es lo mismo representar a un distrito y los municipios que la integran, que a una sola porción del terruño.

No tiene llenadera, dirían los muchachos.

En tanto que trabajadores estatales del sector salud de Tampico, volvieron a manifestarse para exigirle a Cabeza de Vaca, el pago de salarios retenidos desde hace muchos meses.

Cinco peticiones por escrito han entregado a los funcionarios del ramo en el puerto jaibo, pero sólo les ofrecen gestionar soluciones que nunca llegan. Los dirigentes anunciaron que llevarán al nivel federal su pliego petitorio, ante la indiferencia del gobierno estatal panista.

Por cierto, la Secretaría estatal de Salud permanece indiferente ante el creciente número de suicidios de niños y adolescentes, a pesar de que cuenta con un departamento atendido por especialistas en salud mental.

Despedimos la colaboración con dos apuntes de nota roja.

En Río Bravo, un modesto padre de familia que aguardaba en la carretera el autobús para volver a casa, fue alcanzado por una bala perdida y murió a bordo de la ambulancia de la Cruz Roja.

El incidente ocurrió a la altura del ejido Palo Blanco, donde son frecuentes los topones. Y en Reynosa, una persona recibió un golpe de piedra en la cabeza y tuvo fractura de cráneo y muerte.

Cumplen años Manuel Cavazos Lerma y Horlando (así lo escribe él) Hinojosa Peña.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com