Sobrarán sombreros en el Congreso

147

Por Alberto Guerra Salazar / 26 de enero de 2021

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Aún no aparecía la convocatoria de MORENA para el registro de aspirantes a cargos de elección de popular, pero hubo un alud de nombres en redes sociales y otras tribunas, de presuntos pre-candidatos.

Al mismo tiempo aparecieron notas informativas a todas luces falsas, una de ellas bajo la firma de Héctor Sandoval (usado seguramente sin su consentimiento), anunciando el registro del JR para la presidencia municipal de Reynosa.

Esa misma fake news dice que Lalo Gattas será el candidato en Ciudad Victoria, Luis Torre Aliyan para la diputación local y Rocket Valdez para la diputación federal.

Algunas de estas noticias falsas sobre MORENA son distribuidas por tucos oficiales y oficialistas, de la oficina de Paco García Juárez, con la intención de sembrar dudas, incertidumbre, cizaña, confusión.

El segundo síndico del Cabildo panista de Ciudad Victoria, Luis Torre Aliyan, se montó en esta ola de confusiones mediáticas, para aclarar que él pertenece a MORENA y que buscará ser candidato a presidente municipal.

El sobrino de Egidio Torre era anteriormente adorador del PAN y de su líder Cabeza de Vaca, pero cuando se convenció que no tenía futuro con ellos, dio el viraje ahora dice convencido que es un honor estar con Obrador.

Roque Hernández Cardona, ese sí de MORENA, diputado local, también tiene el mismo sueño de habitar en el 17 Hidalgo (sede del poder municipal), aunque no es conocido en territorio.

Los prospectos de este partido que tienen proyectos viables son Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal en Nuevo Laredo, Rigoberto Ramos Ordóñez en Reynosa, Mario Alberto López Hernández en Matamoros, Adrián Oseguera Kernion en Ciudad Madero, Lizbeth Argelia Puga Coy en Llera de Canales, entre otros.

Felipe Garza Narváez está registrado como aspirante pero a la diputación federal por el distrito victorense, con una carrera en el servicio público de 40 años de antigüedad y con una vasta experiencia como funcionario en los poderes ejecutivo y legislativo.

Tres veces diputado local por el mismo distrito, electo por mayoría relativa, le permitió conocer las historias de los principales actores políticos y mantener una interlocución permanente y dinámica con los altos funcionarios de los tres niveles.

Esa prolongada permanencia en la función social le ha dado a Felipe una madurez suficiente para desempeñar cargos hasta del más alto nivel, incluida la gubernatura.

Ayer, el edificio estatal del PAN era una bulliciosa concentración de aspirantes, que enfebrecidos por la política se olvidaron hasta del Covid-19 pues hicieron a un lado a Susana y algunos se quitaron los cubrebocas, para hablar con más libertad.

Fue necesario bloquear una calle para evitar que algún automóvil atropellara a un candidato, pero por delicadeza, reabrieron la circulación para que no los acusaran de abusivos y prepotentes.

Entre los que visitaron la sede panista para entregar sus papeles de registros, figuraron muchos ex priístas que no se resignan a vivir en el error (como diría otro Tlacuache, el Garizurieta) y se pintaron de azul.

Uno de ellos es Daniel Sampayo Sánchez, de Matamoros, ex diputado local, ex particular de Tomás Yarrington en los gloriosos tiempos del tricolor.

También iban a desfilar por allí (o ya lo hicieron, pero en lo oscurito) el ex tesorero estatal y ex presidente municipal Oscar Almaraz Smer, lo mismo que la todavía diputada local Yahleel Abdalá Carmona, de Nuevo Laredo.

Por cierto, hoy sesionará el Congreso local y el pleno conocerá de una lluvia de solicitudes de licencia, de diputados que van en busca de otras experiencias. Como diría el ranchero, van a sobrar sombreros.

Por su parte, el Gobernador Cabeza de Vaca anduvo en Reynosa con motivo de nada y aprovechó para hacer demagogia con pretexto del combate internacional contra la delincuencia.

Se reunió Cabeza con representantes de media cuchara de una dependencia estadounidense que vigila el río Bravo para capturar mojaditos (espaldas mojadas o braceros), y habló grandes maravillas de un programa de membrete llamado “Se busca”.

Se hizo el desentendido cuando un periodista quiso sonsacarle declaraciones sobre la ejecución e incineración de 19 personas en un ejido de Camargo, porque se trata de un tema incómodo que le arruinó su proclama de que Tamaulipas redujo la violencia.

Cabeza también le saca al parche y no habla del Covid-19 porque tiene miedo de que lo pongan contra la pared y se vea obligado a anunciar que comprará por su cuenta las vacunas para proteger la salud de los tamaulipecos.

Desde que el Presidente López Obrador autorizó que los gobiernos estatales compren sus lotes de vacunas, el Gobernador se olvidó del tema y finge amnesia porque él quería que la federación les regalara el biológico.

También está desencantado el presidente municipal de Nuevo Laredo Enrique Rivas Cuéllar, pues ya se soñaba con diez millones de pesos en sus bolsillos, pero los tendrá qué gastar en la compra de las vacunas.

Ya había sacado esa fortuna de la tesorería municipal, con el pretexto de pagaría las vacunas, pero cuando le informaron que no las suministraría gratuitamente la Secretaría de Salud, poco le faltó para ponerse a llorar.

Es que hasta los más hombres tiemblan cuando se ven obligados a practicar el vómito negro. Es muy doloroso, y no hablamos del músculo sino de la bolsa.

Por otra parte, ayer se celebró el Día del Servidor Público pero fue de manera simbólica, pues el Covid-19 impide concentraciones de personas por el riesgo de transmisión de la enfermedad.

El poder ejecutivo ignoró la efemérides pero el Sindicato Unico de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Tamaulipas hizo una modesta ceremonia en su edificio social, montando una ofrenda floral ante el busto de Praxedis Balboa.

Don Praxedis promulgó hace 53 años el estatuto jurídico, la ley del trabajo de los servidores públicos, lo que se tradujo en mejores condiciones contractuales para miles de empleados.

La licenciada Blanca Guadalupe Valles Rodríguez, secretaria general del SUTPSET, se hizo representar en la ceremonia conmemorativa, por Francisco Martínez Banda, su director de comunicación social.

La epidemia también arruinó la ceremonia del Abrazo a mitad del puente internacional de los dos Laredos, una tradición que se romperá por primera vez en más de cien años. Es un encuentro fraterno de funcionarios y ciudadanos de ambas ciudades.

Se celebra en febrero por el natalicio de George Washington, con desfiles, bandas escolares y militares, caravanas y otras fiestas.

Por cierto, cumplen años la doctora en periodismo Leticia Santoyo, Dora de la Cruz de José Inés Figueroa, el abogado riobravense Juan Alonso Camarillo.

Vimos en redes sociales la dramática y estremecedora fotografía de la postración en una cama de hospital de Laredo, Texas, del periodista internacional Miguel Timoshenkov Ramírez, en una visita que le hizo su hijo Alexis.

Ambos convalecen del Covid-19 pero el muchacho se recupera más rápidamente.

Falleció en Reynosa el prominente empresario Rogelio Salinas Ramírez.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com